En Bonet Abogados, conscientes de que las tecnologías de la información y la comunicación han generado un nuevo espacio en el que defender los intereses de nuestros clientes, hemos puesto en marcha el área de Derecho Tecnológico.

Desde este departamento daremos respuesta a las necesidades de nuestros clientes, que deben enfrentarse a problemas de siempre pero cometidos en un nuevo espacio, el de la convivencia entre lo digital y lo legal.

Se trata de un ámbito que requiere de una sólida formación jurídica y una gran capacitación técnica y desde el que nuestros abogados especialistas cubrirán dos funciones. Una de carácter preventivo, para evitar que un mal uso de la tecnología genere daños a las empresas que las usan, y otra de tipo contencioso, para defender los derechos de nuestros clientes cuando se vean perjudicados por el mal uso que hagan otros de las tecnologías.

Nuestros abogados podrán asesorarte en las cuestiones que surjan en estos campos y, en caso de ser necesario, prestarte la mejor defensa jurídica.

Estas son nuestras áreas de especialidad:

ADMINISTRACIÓN ELECTRÓNICA.

Los medios telemáticos son, cada vez más,  empleados por distintas administraciones públicas y en ocasiones suponen problemas para los usuarios.

BIG DATA.

Empresas, bancos, redes sociales, gigantes del comercio electrónico, buscadores, etc.  manejan una gran cantidad de datos delicados que deben ser tratarse con máximo cuidado y observando estrictas normas legales.

CERTIFICACIÓN Y FIRMA ELECTRÓNICA.

La firma electrónica, los certificados y los sellos digitales, así como las herramientas para su comprobación y validación, son herramientas imprescindibles hoy en día.

CLOUD COMPUTING.

La contratación de los servicios de almacenamiento y computación en la nube es cada vez mayor en nuestras empresas debido al ahorro de costes que supone. Un mal contrato puede suponer gravísimos problemas en el futuro.

COMERCIO ELECTRÓNICO.

El sector del comercio electrónico es un puntal de la economía mundial. Todos compramos o vendemos a través de este mercado y pueden surgir problemas con alguna transacción.

CONTRATACIÓN ELECTRÓNICA Y PAGOS ELECTRÓNICOS.

Los contratos electrónicos tienen la misma validez que un contrato en papel, pero dada su singularidad requieren de una legislación específica que tenga en cuentas las diferencias y garantice la seguridad del mismo. Del mismo modo, cada vez más personas pagan por Paypal, desde smartphones con sistema NFC, o simplemente con tarjetas de crédito o incluso con monedas digitales como el Bitcoin, por lo que se hace imprescindible conocer las diferentes legislaciones al respecto.

COOKIES.

Las famosas cookies son una herramienta omnipresente para cualquiera que tenga contacto con internet, pero su uso está sujeto a unas normas muy estrictas.

PUBLICIDAD ONLINE Y CONSUMIDORES.

Las campañas publicitarias que se realicen y los medios que se empleen deben estar adaptados a la legalidad y respetar los derechos de los consumidores.

DEFENSA DE LA COMPETENCIA.

Internet es un medio en el que, pese a existir miles de millones de agentes que intervienen en el mismo, tan sólo unas pocas compañías tienen una posición dominante. Es por ello por lo que la libre competencia puede verse vulnerada en múltiples casos afectando a los consumidores.

DELITOS INFORMÁTICOS Y CIBERDELINCUENCIA.

Somos vulnerables ante los ciberataques y cada vez más se cometen delitos por medios informáticos, estafas, suplantación de identidad, robos, secuestros digitales, etc.

DERECHO AL OLVIDO.

Todo el mundo tiene derecho a que se borren sus datos de los buscadores. Una Sentencia del tribunal Supremo así lo dispuso, por lo que los principales buscadores han tenido que adaptar un procedimiento para que cualquier usuario pueda pedir que no aparezcan sus datos en los mencionados buscadores.

DRONES.

La concreta regulación de estos aparatos y las modificaciones de la misma que se van a dar en los próximos años suponen un reto para empresas y usuarios.

PÁGINAS WEB Y APLICACIONES.

Tener un blog o una web es muy fácil con las nuevas aplicaciones que nos permiten diseñarla cómodamente sin embargo su adaptación a la legalidad requiere conocer los entresijos legales.

PROPIEDAD INTELECTUAL E INDUSTRIAL.

Utilizar una simple fotografía sin el consentimiento de su titular, o emplear una canción para nuestro video corporativo que colgamos en nuestro canal de Youtube sin tener la debida autorización, suponen una violación de los derechos de propiedad intelectual o industrial.

PROTECCIÓN DE DATOS.

La protección de datos personales se ha convertido en una cuestión capital para preservar los derechos de las personas. Es, sin duda, una materia transversal en cuanto al derecho de las nuevas tecnologías se refiere.

PROTOCOLO DE USO DE LAS TIC EN LA EMPRESA.

Cada vez más las empresas están implantando protocolos de uso de la TIC en su seno. Tener una regulación interna clara favorece la relación empleado – empresario ya que quedan fijadas las actuaciones permitidas y las que no.

REDES SOCIALES.

Las redes sociales tienen unas condiciones legales muy farragosas, además, en ellas participan millones de usuarios que pueden publicar cualquier cosa, incluso que atenten contra nuestro honor.

En definitiva, todas aquellas cuestiones relacionadas con un ámbito del derecho incipiente, en el que la legislación va asentándose día a día, que tiene un alcance global, una jurisdicción mundial y que obliga a quienes lo ejercen a estar suficientemente familiarizados con el mundo digital y especializados en su vertiente legal.