Dentro de nuestra política de establecer nuevas alianzas fuera de nuestro país y consolidar nuestra condición de despacho global, nuestra firma ya forma parte del Colegio de Abogados Penal Internacional. Esta institución, fundada el 15 de Junio de 2002 en la Conferencia de Montreal, reúne colegios de abogados nacionales y regionales y las más importantes asociaciones de abogados internacionales, así como abogados individuales sumamente comprometidos en la promoción de una justicia penal internacional. Los miembros de la Junta del CAPI aseguran una excelente representación geográfica con la presencia de representantes electos de los cinco continentes y de diferentes sistemas jurídicos.

El CAPI, además, aumenta año tras año con nuevas adhesiones como la nuestra, hasta el punto de que actualmente es el colegio de abogados internacional con más alcance territorial. El CAPI fomenta la necesidad de implementar un sistema de justicia penal internacional eficaz con el apoyo de la comunidad Internacional legal, y sin olvidar en ningún momento la importancia de defender los intereses tanto de las victimas como de la Defensa de los abogados. .

El CAPI se enriquece también del conocimiento y de la experiencia de las organizaciones no gubernamentales de 48 países y tiene principalmente el objetivo, con sus miembros, de representar la profesión jurídica a tres niveles:

  • Promover el desarrollo de una profesión jurídica independiente delante la Corte Penal Internacional;
  • Desarrollar una política penal y promover los principios fundamentales de la justicia;
  • Dar asistencia a los abogados que defienden las victimas y los imputados en la Corte Penal Internacional y facilitar una comunicación eficaz entre los órganos de la Corte y los abogados.

Nuestra pertenencia al CAPI significa que formamos parte de de una comunidad jurídica internacional, representamos a nuestro país en el seno de un foro internacional y  nos garantiza el acceso a una red profesional internacional.

El CAPI organiza seminarios y cursos de formación permanente para sus miembros y para las víctimas de los delitos contra los Derechos Humanos (genocidio, crímenes de lesa humanidad, crímenes de guerra, el crimen de agresión), se organizan seminarios y conferencias.