EL DESPACHO

Bonet Abogados nace en 1957 de la mano de Jesús Bonet Alcón, movido por su gran pasión: el ejercicio de la abogacía. Una pasión que compagina con sus funciones de Oficial Mayor de Notarías y de Presidente de la Asociación Nacional de Empleados de Notaría, a la par que desarrolla una intensa actividad en su propio estudio jurídico.

La inquietud por la justicia y la vocación de servicio de su fundador se convirtieron, desde sus inicios, en las señas de identidad del despacho, que cuenta con más de medio siglo de trayectoria marcada por dos claros principios: excelencia profesional y un perfil cercano con sus representados.

En la actualidad, Bonet abogados continúa su labor a través de una tercera generación de juristas que han hecho, tanto de los valores de la firma como de su consolidada trayectoria, una marca diferencial en el ejercicio de la abogacía.

b-BIG