Desde el año 2010 nuestra firma ha representado los intereses de las compañías aseguradoras en el procedimiento judicial conocido popularmente como “Caso Apple”. Recientemente la Audiencia Provincial de Valencia ha dictado sentencia favorable a los intereses de nuestros representados en el procedimiento penal tramitado bajo el nº 82/2016, de la Sección 4ª.

La sentencia emitida por el tribunal desestima en su integridad la acción promovida, tanto en el orden penal,  como en el aspecto defendido por nuestro despacho: el de RESPONSABILIDAD CIVIL o INDEMNIZATORIA. Así, el tribunal declara que no ha lugar a que tengan que abonarse los dos millones de euros que se exigía como indemnización a ARQUITASA y ASEMAS por parte del querellante, compañías cuyos interesas fueron representados por Bonet Abogados.

El análisis de la sentencia avala los criterios de defensa seguidos por nuestro equipo desde el principio. El tribunal –en un  texto muy técnico, claro y especialmente duro respecto a la acción acusatoria- llega a señalar la manipulación del procedimiento llevado a cabo por los querellantes, tanto en el proceso civil como en el penal, hasta el punto que la Sala habla de temeridad en la acción llevada a cabo. En consonancia, la sala impone -de forma poco habitual- a la parte querellante las costas del procedimiento, tanto por las penas solicitadas como por las indemnizaciones pedidas.