Bernardo Bonet, abogado, departamento Derecho Deportivo en Bonet Abogados.

Termina el 2017 y el año que recibimos se presenta cargado de oportunidades y retos para la industria del deporte, la cual, cada vez más, supone un importante motor para la economía, además de generar numerosos puestos de trabajo.

La industria del deporte se va a encontrar en los próximos 365 días con un panorama apasionante para el cual debemos estar preparados. Como expertos en el asesoramiento legal en materia deportiva y en la organización empresarial del sector, desde los departamentos de Derecho Deportivo y de Innovación y Emprendimiento hacemos una apuesta por las siguientes tendencias, retos y oportunidades para el próximo año.

Fortalecimiento y crecimiento económico de las organizaciones deportivas.

El sector del deporte ha resistido la crisis económica mejor que muchas industrias que a priori pudieran parecer más resistentes a la zozobra económica vivida.

Desde 2010 la cifra de empresas del sector ha crecido un 20% hasta el año 2016. Parece que en el último este crecimiento se ha estancado con respecto a años anteriores y uno de los retos para el próximo será sin duda un aumento en el crecimiento de empresas relacionadas con la industria del deporte y la entrada de multinacionales del deporte y del fitness en nuestro país.

El reto para el próximo año para clubs deportivos y sociedades anónimas deportivas debe ser sanear definitivamente sus cuentas con las administraciones públicas, sin que ello lastre o repercuta en exceso su crecimiento y expansión de futuro.

Respecto a centros e instalaciones deportivas la apuesta para el próximo año, dada la cantidad de oferta existente, debe ser la de adecuarlos de una forma eficaz a un mercado más competitivo, en el que la tecnología, la conectividad y la sostenibilidad energética deben ser una obligación y una exigencia más que un reclamo.

BIG DATA y nuevos modelos de negocio.

La irrupción de las nuevas tecnologías en la industria del deporte es un hecho que creemos ya nadie va a poder discutirnos.

El gran reto lo vamos a encontrar en ser capaces de gestionar adecuadamente los cientos de millones de datos que tienen en su poder y que a diario almacenan gracias a las nuevas tecnologías.

Estos datos por sí solos no sirven de nada sino se saben gestionar adecuadamente para ofrecer un mejor servicio a sus socios y seguidores, además de saber monetizarlos. También van a encontrarse las organizaciones y centros deportivos con muchas exigencias legales derivadas de la normativa relativa a protección de datos, para lo cual van a tener que prepararse y asesorarse en los próximos meses ya que el cambio normativo es inminente.

Van a seguir apareciendo proyectos y startups como por ejemplo www.blinkfire.com con herramientas y aplicaciones espectaculares basadas en el análisis de gran cantidad de datos que facilitan la toma de decisiones estratégicas a los clubes deportivos y ayudan tanto a deportistas como a patrocinadores a medir los impactos de sus campañas publicitarias.

Seguirán a buen seguro creciendo y madurando proyectos de negocio deportivos que basan su negocio en las nuevas plataformas digitales y facilitan al usuario el acceso a la práctica deportiva como www.entrenar.me , situando a la escena emprendedora española a la vanguardia. Creemos que en los próximos años el sector del deporte puede ser un gran aliado de los emprendedores.

Transformación digital.

Parece que en el último año todo el mundo se ha dado cuenta de lo que puede suponer la llamada transformación digital para las empresas.

Nosotros como asesores y consultores de empresas de distintos sectores somos conscientes desde hace años de que el éxito de una empresa pasa por adaptarse a los nuevos tiempos y ello es perfectamente aplicable a la industria del deporte, la cual tiene muchas ventajas para convertirse en una industria disruptiva donde puedan tener fácil acceso las nuevas tecnologías como por ejemplo larealidad virtual y la aumentada ola utilización de la robótica y los drones para potenciar la espectacularidad de las retransmisiones o mejorar las decisiones arbitrales.

Los clubes deportivos menos potentes económicamente tienen el reto de utilizar las herramientas digitales para potenciar su “fan base”, aportando un valor añadido a las experiencias deportivas que ofrezcan en sus estadios y creando nuevas formas de monetización más allá de los muchas veces complicados resultados deportivos.

Patrocinios.

La compleja relación entre las marcas de consumo y las organizaciones deportivas en cuanto a patrocinios se refiere ha evolucionado exponencialmente en los últimos años.

La crisis económica que provocó que los creativos tuvieran que aplicar el principio “más con menos” y la aparición de las nuevas tecnologías han sido algunos de los motivos por los que se han replanteado muchas estrategias de patrocinio.

Ya es historia el que una marca se asocie a una entidad deportiva a cambio de visibilidad únicamente en el estadio o en la camiseta.

Hoy en día y con mayor relevancia en los próximos años los patrocinios deportivos van a tener que ir ligados a los valores que transmite el deporte, y a patrocinios basados en las experiencias más que en el simple retorno económico.

Este hecho va a provocar que los gestores de las carreras y representantes de muchos deportistas deban tener especial cuidado en lo que se dice y como se dice en redes sociales. No es un reto nuevo pero cada vez más va a requerir de profesionales de la comunicación para controlar que los valores que las marcas buscan destacar no sufren batacazos en forma de polémicas virales.

Las estrategias de patrocinio deportivo sufren una transformación casi diaria y, durante el próximo año, seguro que nos vemos sorprendidos por imaginativas campañas.

eSports.

La industria de los eSports es una realidad y creemos que ha venido para hacer mucho ruido.

El crecimiento exponencial de seguidores, la aparición de competiciones cada vez más populares, la entrada de patrocinadores de marcas no endémicas, la apuesta de canales tradicionales por contenidos relacionados con el gaming y el cada vez más evidente interés del deporte “tradicional” por acercarse al sector, provocan que nos encontremos con un sector económico con un futuro prometedor.

Pero no todo puede ser un cuento de hadas y en el sector de los eSports se nos presentan importantísimos retos y muchas barreras que derribar.

Empezando por la regulación legal, siguiendo por la necesaria  diversificación de la monetización del sector que va a necesitar de nuevas fórmulas para su consolidación o la expansión mucho más allá de su público son algunos de los retos sobre los que vamos a tener que trabajar duro en los próximos meses.

El sector va a necesitar que en el próximo año se sigan dando pasos firmes, porque “el gaming ya no es un juego” y vamos a necesitar que se profesionalice. La aparición de asociaciones como AVEPe (Asociación Valenciana de Empresas y Profesionales de los eSports), de la cual somos impulsores, nos hace pensar que el sector, si se trabaja con cabeza y no cayendo en viejos vicios que han acabado con otras industrias “burbujeantes”, puede tener un futuro espectacular.

Estos son algunos de los retos, apuestas y oportunidades que entre otros se nos presentan para el año 2018 y desde BONET ABOGADOS estamos preparados para estar acompañando y asesorando a deportistas, clubes y entidades deportivas, empresas y emprendedores en su carrera hacia el éxito.